¿¿Conocéis a alguien al que le hayan valorado con un 140??

A nadie valoran con 140 porque según dicen  “la perfección no existe”. Y ¿cuántas evaluaciones superan el 90%?

Una vez finalizado el plazo de evaluación de V3, y desgraciadamente como en años anteriores, hay una Sensación de injusticia en la plantilla que percibe que las valoraciones están sujetas a veces sólo al cumplimiento de objetivos V2, cuando se tendrían que valorar otros aspectos más importantes.

Las valoraciones evalúan epígrafes estancos entre sí. Sin embargo, unos contaminan la puntuación de otros a veces por un criterio erróneo del evaluador que no realiza la valoración de forma objetiva en cada epígrafe, sino que la hace por una impresión de carácter general.

Se valoran tres epígrafes independientes unos de otros, pero según convenga, el desempeño en V2 condiciona el resto, aunque no tengan que ver.

¿Entonces, cuáles son realmente los criterios a la hora de valorar a los trabajadores de Bankia?

¿La plantilla está satisfecha con su puntuación?

¿Están satisfechos los directores/as con la evaluación recibida por su Jefe de Zona?

Tenemos testimonios de evaluaciones corregidas a la baja por el superior jerárquico del evaluador ¿Con qué criterio? ¿Conoce el desempeño diario del evaluado/a? ¿No creen que es una falta de respeto hacia la persona que ha realizado la evaluación?

Estas evaluaciones coinciden en el tiempo de la fijación de objetivos para 2019. Objetivos que se basan en gran medida en un sistema de fijación desmotivador, inalcanzable y en muchas ocasiones arbitrario dado que en muchas DDZZ es habitual que se carguen de forma desmesurada las cifras de oficinas determinadas (ante la perspectiva de operaciones que han conseguido de elevado importe), descargando notablemente al resto. Se produce una injusticia con las oficinas que tienen un desempeño extraordinario ya que, en lugar de reconocérselo, se les condena a la imposibilidad de conseguir puntuaciones brillantes acorde a ese desempeño extraordinario.

¿Dónde queda la Meritocracia predicada? Cuántos Directores/as son promocionados a pesar de consecuciones V2 mediocres. Mientras, otros que consiguen cifras brillantes en los objetivos asignados, no son promocionados con la excusa de que todo no depende de la V2. Eso sí, cuando no se consiguen esos objetivos ¿Se imponen planes de mejora? ¿Son el paso previo a una destitución?

Debemos cambiar esta realidad para que tantos los objetivos como las evaluaciones personales, suponga un elemento de motivación no de castigo.

Si no estás conforme con tu evaluación contacta con nosotros en ugtbankia@ugtbankia.net y te asesoraremos en el proceso de reclamación.

Deja un comentario